Cusco es de esos destinos que no puedes dejar de visitar, no solo por su energía y misticismo sino también porque es una ciudad que siempre sorprende y tiene algo nuevo que mostrarte.

Durante mis dos últimos viajes, conocí las Salineras de Maras y el Vinicunca. Lugares increíbles que recomiendo visitar, siempre comprometiéndonos con el entorno. Ambos son destinos extraordinarios y debemos ser conscientes de los riesgos que corren si actuamos sin responsabilidad.

img_0596ed

Kachi Raqay: El salar del Cusco

Ya que fueron dos viajes diferentes, los relataré en orden cronológico. Primero conocí las Salineras de Maras. Ya había visitado el Cusco, Macchu Picchu y el Valle Sagrado pero por alguna razón, Maras quedó rezagado.

Esta vez, tenía que ser diferente y de forma independiente nos dirigimos a Kachi Raqay, más conocida como las Salineras de Maras por su significado del quechua. Tomamos una van en la calle Pavitas (de donde también salen colectivos para Chincheros, Ollantaytambo y otros tantos lugares).

img_1984

Después de una hora de viaje, nos dejaron en medio del camino, donde la bifurcación nos avisaba que debíamos entrar por esa ruta hasta llegar a nuestro destino.

Estacionados, en el desvío, hay autos que te llevan a las Salineras y regresan al camino por un precio muy accesible. Te esperan alrededor de 30 – 40 minutos, lo suficiente para recorrer el lugar, tomarte las mejores fotos y colarte entre los guías quienes relatan místicas leyendas sobre el origen de las salinas.

La historia que más me impactó fue sobre Ayar Kachi, quien llora desesperadamente luego que sus hermanos lo encerraran en el Apu Qaqawiñay. Sus lágrimas bajan desde la montaña y se convierten en sal, después de secarse por el sol en los pozos donde se almacenan.

img_2176_ed

La Montaña de Colores

También conocida como Montaña Arcoíris,  Vinicunca o Cerro Colorado. Sus colores se deben a los minerales que se encuentran en la zona, donde predomina el tungsteno que le da ese característico color rojo.

Te recomiendo que para ir al Vinicunca tomes un tour, yo lo conseguí en el hostel donde me hospedé. Obvio, me salió más caro pero no tuve opción de comprarlo en una agencia turística porque fue un viaje exprés.

Si tienes tiempo, lo mejor es que visites varias agencias de viajes y elijas la que se ajuste con lo que necesitas. La mayoría tienen el mismo proveedor de viajes y los tour son similares, los compres donde los compres.

img_2106

¿Cómo es el tour?

Me recogieron a las 3:00 a. m. del hostel y después de pasar por los pueblos Pitumarca y Ocefina, llegamos Chilca. Tres horas de viaje después, es ahí donde inicia la travesía. Antes de subir los 8 kilómetros, tomamos un contundente desayuno cusqueño.

Fueron tres horas de caminata intensa, donde te traicionan los pulmones más que el cansancio. Todo el camino es cuesta arriba, entonces recomiendo llevar buenas zapatillas y agua para el camino.

Hay alquiler de caballos. Los pobladores ofrecen el servicio para aquellos que les es complicado culminar la caminata. También es recomendable para niños o personas mayores.

img_2149

Cuando llegues a la cima, todo habrá valido la pena. Es un paisaje increíble, lleno de color y el camino es espectacular, ni que decir de la vista: desde cualquier punto podrás ver el Ausangate (aunque la ruta hasta el Apu quedó pendiente, espero hacerla muy pronto).

Luego de unos minutos para descansar y disfrutar del paisaje, celebrar que lo lograste y tomarte algunas fotos, ya estás listo para bajar por el mismo camino. 8 kilómetros cuesta abajo, con el mismo y extraordinario paisaje.

Al llegar al punto de encuentro, nos espera el almuerzo y luego tres horas más rumbo a Cusco.

img_1994

Tips e Información

  • Gastarás entre 30 – 40 soles para visitar por tu cuenta las Salineras de Maras. Si vas con más viajeros el precio será menor.
  • Pagué S/.120 por el tour al Vinicunca pero preguntando a mis nuevos compañeros de ruta, me comentaron que les había costado alrededor de S/.80.
  • La última vez que estuve en Cusco, supe que puedes ir en cuatrimotos a las Salineras de Maras. Es una buena opción para darle un toque de aventura.
  • El tour que tomé a Vinicunca incluyó el recojo del hostel, desayuno, almuerzo y regreso a Cusco pero no al hostel. Tomen sus precauciones.
  • Recuerda llevarte sales gourmet de las Salineras de Maras, también puedes encontrar sales especiales para el baño.
  • La altura es traicionera. Les recomiendo lleven caramelos de coca (lo pueden conseguir en las farmacias), algunas pastillas para el soroche y chicles.

El Vincunca es un nuevo destino que ha tenido un impacto increíble pero que todos los viajeros debemos proteger. ¡No lo olvides!