Cuando voy a algún lugar me gusta escuchar esas historias míticas que son contadas por los lugareños y que siempre me dejan con ganas de más. Muchas veces me pongo a investigar de dónde salieron esas leyendas y descubro que hay más de una versión.